Betula, una clínica donde relajarte

Proyecto Betula una clínica donde relajarte - Angélica Escolano Interiorismo
Proyecto Betula una clínica donde relajarte - Angélica Escolano Interiorismo
Proyecto Betula una clínica donde relajarte - Angélica Escolano Interiorismo
Proyecto Betula una clínica donde relajarte - Angélica Escolano Interiorismo

Minimalismo, calidez y orden, marcan el carácter atemporal y funcional de la clínica de Fisioterapia Juan Guzmán, centro pionero con profesionales de referencia en el ámbito de la fisioterapia deportiva. Una clínica que te invita al confort, bienestar y relax al traspasar la puerta de entrada.

El estudio de este local partió de una planta de 180 m2 y una fachada de 18 de longitud en la que predominan sus grandes ventanales que se multiplican en el interior dejando pasar la luz natural desde exterior transmitiendo transparencia y profesionalidad.

Las tonalidades grises se repiten desde el revestimiento de fachada de diferentes formatos, pasando por la recepción y sus suelos hasta el aseo. Todo ello lo conseguimos empleando distintos materiales como baldosas cerámicas, microcemento, pizarras y cristales traslúcidos. Con este mismo juego de grises y letras corpóreas iluminadas se ha trabajado la identidad de marca en fachada y recepción. Así conseguimos transmitir unidad, innovación y neutralidad.

INFORMACIÓN DEL PROYECTO

  • Proyecto: Betula
  • Autor: Angélica Escolano
  • Cliente: Clínica Fisioterapia Guzmán
  • Fecha: 2016
  • Situación: Valdespartera, Zaragoza
  • Área: 180 m2
  • Fotografía: Pedro Etura
  • Descripción: Betula, palabra en latín que significa abedul.

ATREZZO

  • Revestimientos verticales: Porcelanosa
  • Iluminación: JAB
  • Luminarias: BPM lighting
  • Lavamanos: Bathco
  • Sillas recepción: Green Mobles 114 de Mariscal

Para conseguir calidez la madera está presente en todos los espacios. En las salas el microcemento que nos ha guiado por el suelo se transforma en madera consiguiendo espacios más confortables e íntimos. En la entrada la encontramos cómo revestimiento vertical tradicional y en su forma natural: troncos de abedul blanco traídos desde el norte de Europa. La atmósfera que se crea añadiendo este elemento natural y la cascada conseguimos la tan busca relajación en una fisioterapia.

La iluminación ha jugado un papel importante en este proyecto, hemos conseguido crear atmósferas cálidas sin perder la iluminación necesaria para los espacios de trabajo, así como crear recorridos guiados y destacar la marca.

 

«Quisiera encaramarme a un abedul, trepar, por las ramas oscuras del blanquecino tronco
y subir hacia el cielo, hasta que el abedul, doblándose vencido, me volviese a la tierra»

Robert Frost. Traducción de Agustín Bartra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Proyecto Un safari en el despacho - Angélica Escolano Interiorismo