Convertimos una vivienda familiar en un hogar que rebosa elegancia. Silvia y Nacho querían que su vivienda fuera una extensión de ellos y que contuviera espacios a medida.

 

Es por ello, que este proyecto ha sido concebido y diseñado pensando en ellos, y hemos obtenido resultados tan interesantes como el mobiliario a medida del salón para integrar y realzar la maqueta de un barco. También nos encanta la chimenea clásica en blanco, combinada con el resto de tonos neutros de la estancia, que aportan calidez, sobriedad y tradición. Si algo nos gusta del estilo clásico es la manera en la que se ensalza el mobiliario dentro de la estancia.

 

Este estilo recorre toda la casa, mediante molduras, casetones y rosetones en el techo, otorgando así una armonía en el conjunto y unas sensaciones de elegancia, actualidad, lujo y sofisticación.

 

En esta vivienda ningún espacio queda olvidado, la renovación ha sido completa, cabe destacar el diseño de la cocina, que combina la madera, material tradicional, junto con la cerámica del suelo diseñada por Patricia Urquiola que nos traslada al pasado en contraste con el blanco y el microcemento tan actuales.

 

Un baño, un vestidor y el dormitorio principal forman parte de la suite, hemos podido diseñar un vestidor completo del que no querríamos salir, en él el blanco es el protagonista, un color atemporal y que llena de luminosidad la estancia.

 

Esta extensión de Silvia y Nacho llena de toques clásicos mezclada con materiales y soluciones actuales, hacen de esta vivienda un espacio funcional y acogedor.

100m2
AÑO 2018
   
    
   

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Proyecto Viento en popa, a toda vela - Angélica Escolano Interiorismo